Los sucesos recientes recalcan la necesidad de estar preparado para enfrentar situaciones de contingencia desde pequeños incidentes hasta afectaciones mayores por desastres naturales, problemas en la plataforma tecnológica, manifestaciones sociales y más; ninguna organización está exenta de ser afectada por eventos fuera de su control. La diferencia será que tan raspada salga cada una.

Business Continuity Management (BCM)

La continuidad del negocio es un tema que cada día preocupa más a los directivos, pues se compromete el crecimiento, estabilidad y permanencia de la empresa en el mercado. Por este motivo es necesario proteger los procesos de negocio o servicios de tecnología críticos de la organización a través de planes previamente elaborados y desarrollados para que reduzcan el impacto y riesgo del negocio.

 


 

El objetivo de la Gestión de la Continuidad Negocio (BCM) es garantizar a pesar de una catástrofe: la Continuidad financiera​, la Satisfacción de cliente​ y la productividad; minimizando los efectos negativos​ al lograr la recuperación en el menor tiempo posible, mientras se minimizan las pérdidas y se evita el caos.

 


 

 

 

Enfoque incompleto

Algunas organizaciones se enfocan en la parte de la infraestructura y sitios de trabajo alternos en los proyectos de DRP/BCP. Por supuesto son componentes necesarios, pero sin una estrategia, planes, procedimientos, capacitación y comunicación adecuada; no funcionarán. Las acciones tomadas sin la planeación adecuada podrían tener pésimos resultados, como peces fuera del agua:

  • ¿Ya salimos y ahora qué hacemos?
  • ¿A quién le tocaba traer el equipo para respirar?

Son varios los motivos por los que generalmente no se prepara de manera completa y a conciencia un plan de continuidad ya sea para mantener los procesos de negocio (BCP) o para recuperar los servicios de la plataforma tecnológica (DRP); dentro de los más comunes están:

  • Optimismo y complacencia
    • Se piensa que el en caso de uno nunca va se a poner tan mal.
    • Se piensa que la gente sabe de sobra como restablecer los servicios.
    • Se piensa que los elementos clave estarán disponibles.
  • Demasiada inversión (tiempo y dinero)
    • Ya se va a invertir mucho en infraestructura e inmuebles, la planeación se debe poder realizar internamente.
    • Ya están el hardware, el software y los respaldo fuera de sitio ¿qué puede hacer falta?
    • El proyecto de preparar el BCP/DRP implica demasiado tiempo, no es posible dedicarlo ahora.

 

High Performance Business Continuity Management (HPBCM)

Se requiere un modelo que refleje necesidades reales de negocio y que genere entendimiento al negocio; debe proporcionar ​resultados específicos y concretos que guíen los esfuerzos de continuidad y conviertan las iniciativas en prácticas sustentables.​

HPBCM inicia con el entendimiento de negocio continúa con la determinación de objetivos específicos para el proyecto, análisis, planeación, desarrollo, medición y cierra el ciclo con la mejora continua. Se trata de un modelo integral que se acopla a otras soluciones para en conjunto conformar un modelo alineado, práctico y efectivo; un modelo pues de alto rendimiento (HPBCM).

HPBCM se compone de cuatro fases:

Planeación

Es la piedra angular del proyecto si no se hacen bien los planes, los resultados no serán lo esperado, es en esta fase donde se determinarán las prioridades, los tiempos de recuperación y se plantearán las estrategias de recuperación a seguir.

 


No se debe continuar sin tener las estrategias autorizadas. La autorización debe incluir al menos: presupuesto, recursos, objetivos de recuperación (RTO y RPO).


 

Desarrollo

En esta etapa se define todo el marco que materializará la planeación y coordinará las acciones para lograr los objetivos establecidos en el inicio.

Puesta en marcha

En esta etapa se aplica todo lo desarrollado en la fase anterior.

 

Mantenimiento y pruebas

Lo que no se mide no se controla y lo que no se controla … Como son planes de recuperación y las variables en juego son muchas es indispensable probar de manera periódica la efectividad y la preparación de la organización para ejecutar.

 

Conclusión

La Gestión de Continuidad de Negocio no solo se trata de tener herramientas, respaldos o mecanismos de contingencia y recurrir a ellos en caso de un incidente, sino tener un plan previamente definido, conocido y probado por la organización.

Para que un esfuerzo de Continuidad de Negocio sea efectivo requiere hacerse completo, puede además darse un enfoque esbelto y ágil, es decir high performance. A continuación se presentan algunos elementos necesarios para efectividad y agilidad.

Call Now Button